¿Qué significa perseverar en un mundo donde todo es desechable?

Diseño/ enero 30, 2019/ Conectando Contigo/ 0 comments

  • Perseverar es darte lo oportunidad de saber qué se siente llegar, pertenecer, triunfar.

  • Perseverar es no tirar la toalla porque algo no funcionó a la primera

  • Perseverar es creer que eso por lo que tanto has trabajado, vale la pena.

  • Perseverar es demostrarte a ti misma que puedes hacerlo

  • Perseverar es construir la confianza y fortalecer tus sueños


Algo que veo tan seguido en nuestra sociedad, es que todo es “desechable”. ¿Las relaciones no son como tú esperabas?, bye, a la basura. ¿El trabajo no te da lo que imaginabas?, bye, a la basura. ¿La alimentación que probaste no cumplió con tus expectativas?, bye, a la basura. ¿El deporte nuevo que decidiste practicar no fue lo que esperabas?, bye, a la basura.

Nos hemos perdido de tantas cosas buenas por ese “bye, a la basura”. Nos hemos perdido el saborear el camino.

La vida misma, los desafios, las trayectorias que debemos cruzar son como cualquier viaje, donde hay tramos en la carretera que son lisos, suaves, el sol a tu favor y el aire. Y hay otros, en los que el sol te da en la cara, te deslumbra, el calor a todo, la carretera con agujeros, en la caseta alguien tapando. Pero es más tu emoción por llegar a ese lugar soñado y esperado, que decides continuar. Bueno, ni si quiera te planteas la opción de regresar.


  • ¿Por qué no “aferrarnos” a lo bueno que nosotros decidimos, con esa misma pasión?

  • ¿Por qué no luchar por salvar relaciones que están a punto de mandarse al diablo?

  • ¿Por qué no luchar por ayudar a tu hijo, que está a punto de dar el peor paso?

  • ¿Por qué no luchar por ese cuerpo tuyo, que lleva años esperando que lo trates con amor y respeto?

  • ¿Por qué no luchar por tu salud mental interior y buscar en tantas cosas alternativas para mejorar, en lugar del camino de pura medicina y fármacos?

¿Por qué? mi deducción es porque: NO NOS GUSTA ESPERAR…


No sabemos lo que es esperar. Todo lo queremos para ayer.


Esperar, no es malo.

  • Esperar es comprender que todo tiene un tiempo perfecto, quizás no MI tiempo.
  • Esperar es poder ver al otro con amor y compasión.
  • Esperar es darte a ti misma la oportunidad de no quedarte con las ganas
  • Esperar es saber PERDONAR.

¿Cuánto no dejamos en el camino porque no nos PERDONAMOS? Sí, a nosotros mismos…


  • No me perdono que no tengo el mejor sazón y al diablo intentar cocinar
  • No me perdono que soy una tejedora frustrada y al diablo seguirlo intentando
  • No me perdono que mi cuerpo baja de a 500 gr en 500 gr y entonces, mejor dejo todo, me castigo con sufrimientos de pastillas, dietas espantosas, ejercicio de penitencia para a ver si así sí…
  • No me perdono que soy un desastre en mi organización y me castigo con autosabotaje en todo lo que emprendo

Y así puedo seguir…

Si tú estás en estos momentos por mandar algo al diablo, desertar, tirar la toalla… ¡DETENTE! Haz un recuento de tu esfuerzo, haz un recuento de lo que has dado, haz un recuento en dónde no has dado, quítate tu papel de victima, recoge tus cachitos, pégalos y vuelve a empezar… pero sobre todo… RECUERDA PORQUÉ COMENZASTE. Seguro ahí encontrarás la respuesta, de porqué vale la pena continuar e intentarlo de nuevo.


Con amor,

Share this Post

Leave a Comment