Pa´ donde le busques…

Diseño/ enero 28, 2019/ Conectando Contigo/ 0 comments

Pa´ donde le busques, todos los caminos llevan siempre a ti y esto es algo que he comprobado a lo largo de mi vida. ¡Uff, me costó mucho! El EGO era mi gran impedimento pero, al final, lo logré…


Siempre andamos con una sed insaciable, buscando en TODO las respuestas: doctrinas, ángeles, dietas, creencias, filosofías, etc… pero la única verdadera constante es que TODO siempre te llevará de regreso a ti, a tu alma, a tu centro, a auto conocimiento. Si no sé quién soy yo, si no me conozco, si no sé mis verdaderas necesidades, si no me atrevo a reconocer lo que SÍ quiero y lo que NO, ¿cómo puedo pedir que alguien más me conozca?

Vivimos tan ensimismados buscando la receta secreta de la felicidad, de la abundancia, de cómo vivir una vida próspera y en paz, que hemos dejado de ver lo importante, ese foco rojo que vive parpadeando y llamándote: “aquí estoy”, “aquí estoy”, “estoy esperando por ti”.

Nos encanta el camino más corto, el que llega del exterior… “ven y dime qué debo hacer”, “ven y dime cómo soluciono esto”, “ven y dime que algún día esto mejorara”, “ven y dime que tú sí sabes qué necesito, porque yo no” Esto es como querer bajar de peso con chochos, por no querer atreverte a hacer las cosas bien, conocer a tu cuerpo y encontrar tu propia FÓRMULA secreta.


Y lo he comprobado mil veces en mi vida, en todas las facetas de ella…

  • ¿Cómo puedo aspirar a ser una buena madre, si no vivo en paz en mi rol y solo me juzgo por no ser “mejor”? ¿Qué sí estoy haciendo bien? ¿Qué no?
  • ¿Cómo puedo ser mejor esposa, si siento que no lleno las expectativas que yo misma me puse, porque ni siquiera vinieron a pedírmelas?
  • ¿Cómo puedo ser mejor profesionista, si lo que hago me dice a gritos “cambia de trabajo”, “no estamos felices aquí”? ¿Por qué dejo que el miedo me paralice?
  • ¿Cómo puedo aspirar a tener el cuerpo de “mis sueños”, si no amo el cuerpo que recibí y que es el ÚNICO que tengo? ¿En qué momento hice tremenda ruptura entre mi cuerpo y mi esencia?
  • ¿Cómo puedo irme a dormir en paz cada noche, si siempre me “quedo a deber”? ¿Por qué nunca es suficiente? Si lo que hago no es suficiente, ¿cómo aceptar el “es suficiente” de los demás?
  • ¿Cómo puedo eliminar todos esos kilos que vengo cargando, si no puedo reconocer que lo de menos es la comida?, son kilos de tristeza, frustración, enojo, aburrimiento, fastidio. ¡Mufasa! Me da terror rascarle a la herida, ya apesta, ya se ve amarillita de tanta pus, ya duele, pero el miedo a enfrentarme a lo “doloroso” me paraliza.

¿Cómo puedo arreglar este DESMADRE en el que yo misma me metí? Sí, reconozco que estoy viviendo en un desmadre…


REGRESA A TI... voltea y ve el mapa de tu vida, TODOS los puntos se dirigen a ti… en cualquier categoría: personal, familiar, laboral, social.


Y aquí no hay de otra, así te lean las cartas, el tarot, entres a una sesión canalizada de ángeles, te hagan una limpia, comiences un DETOX cada semana, te hagas un by pass, entres a terapia de parejas… Si no regresas a tu interior, si no regresas a buscar TU felicidad, si no haces las paces de una vez por todas contigo misma, si no te atreves a tener una conversación honesta y clara CONTIGO, no habrá forma de avanzar, porque simple y sencillamente el punto 1 no lo habrás pasado.

Tristemente hay quien se queda ahí toda la vida, culpando a los demás de su infelicidad y mala fortuna. Llámese padres, hijos, marido, ex marido, trabajo actual, trabajo pasado, gobierno, etc… Siempre será más fácil culpar a otros, que vernos a nosotros mismos y reconocer, que YO TENGO, DEBO, NECESITO trabajar en mí.


Una vez emprendido ese paso, la vida misma, el Universo, Dios, la Guía Divina, se encargarán de poner más pistas para llegar a esa anhelada, esperada, deseada, FELICIDAD.

¡No tengas miedo! Una vez sacada la “pus”, solo te queda limpiar la herida y sanar.


Con amor,

Share this Post

Leave a Comment