09 de febrero 2019

Diseño/ febrero 11, 2019/ Abundancia ilimitada/ 0 comments

Febrero 09

Un lienzo fresco cada 24 horas.

Antes de que un pintor comience un nuevo trabajo, toma pasos previos para prepararse. Probablemente ha realizado bocetos preliminares de la escena que está tratando de realizar. Ella mezcla sus pigmentos para lograr los colores correctos. También ha preparado el lienzo con un revestimiento fijador para que la puntura se adhiera. Todo esto lleva tiempo. Por supuesto, no vemos los preparativos cuando miramos su trabajo completo. Solo vemos toda la visión. Y como la artista Helen Frankanhaler comentó una vez: “Una imagen que es hermosa o que funciona, parece que se hizo de una sola vez. No me gusta ver el trazo de una pincelada o un coctel de pinturas”.

Los pasos preparatorios son necesarios en todas las artes. También son necesarios en la vida si queremos vivir auténticamente. Cada 24 horas se nos da un lienzo nuevo para prepararnos para la visión. Tranquilizando nuestras mentes en meditación, aprovechando el tiempo para soñar y expresándonos con nuestro diálogo diario y nuestro diario de descubrimiento ilustrado, tomando conciencia de nuestras verdaderas preferencias, rediciéndonos a concentrarse en completar una tarea a la vez; estos son los pasos preparatorios que debemos timar si deseamos experimentar satisfacción.

Pero nuestra preparación no habrá sido en vano para cuando estamos en el flujo de la vida, saboreando el momento, las pinceladas no se muestran. Hoy, no te precipites a través de tus preparativos interiores mientras te preparas para colocar un pedazo de tu alma en el lienzo de la vida.

(Inspirado en: Simple Abundance: A Daybook of Comfort and Joy, Sarah Ban Breathnach. 1995, Editorial Grand Central Publishing)

Share this Post

Leave a Comment