Pages Menu
RssFacebook
Categories Menu

Quién soy

Hola, mi nombre es Samia Cruz. Tengo 40 años, casada con Ignacio y madre de Yelena y Alex.

Durante meses repasé en mi mente cómo me presentaría ante ti y hoy, pareciera que las ideas se fueron y me quedé sola con mi computadora y mi botella de agua. Para hacer más fluido esto pensaré que estás enfrente de mí y te contaré mi historia. ¿Te parece?

Estudié Lic. en Mercadotecnia y obtuve mi maestría en Administración de Empresas en el ITESM. Desde muy joven dejé mi casa para poder estudiar fuera de mi estado. Olvidé decirte, soy Chiapaneca. Al finalizar mi carrera me fui por un tiempo a vivir a Vancouver y finalmente regresé a México.

A mi regreso me dediqué en cuerpo y alma, literal, a trabajar. Tuve la fortuna de trabajar en Investigación de Mercados con María de las Heras (QUEPD) y eso significó que mi vida giraba en torno al trabajo al 100%. Me casé, tuve a mi primer hijo y mi vida ya no solo era trabajo, era trabajo + familia, pero en esa ecuación no estaba yo. Estaba yo para los demás, pero no para mí misma.

Transcurrió el tiempo y cambié de trabajo. Seguí en lo mismo en la Investigación de Mercados, solo que ahora lo hacía para el ámbito empresarial, no político. Y la ecuación era constante, trabajo + familia y yo no estaba ahí. Me embaracé de mi segunda hija y fue cuando empecé a notar una constante en mi vida, una luz que parpadeaba y me quería decir algo y yo la ignoraba. Mi cuerpo me estaba hablando y me decía, “¡cuidado!, ¡peligro!, ¡enfermedad!, ¡OBESIDAD!”.

Seguí sin hacerle caso a mi cuerpo. Estaba yo muy ocupada. Ocupada justificado mi vida en otros y pensando que yo era una madre buena, abnegada, que daba todo por los demás menos por mí misma.

Hasta que un día todo se detuvo. Mi salud se deterioró, empecé a sentirme mal, mi peso era tal que no me aguantaba a mí misma para sentarme de un salto en una bardita. Decidí hacerme unos estudios médicos y la bomba explotó; lo que debía estar bajo estaba alto, lo alto, bajo y yo era diagnosticada con síndrome metabólico y tenía principios de diabetes.

¡Por Dios!, ¿Qué había yo hecho con mi cuerpo? , ¿Qué le había yo hecho a este cuerpo que me había dado vida, me dio dos hijos, me permite ir y venir, moverme, me permite abrazar, correr, ser independiente, amar, soñar. Lloré mucho, mucho… pero las palabras detonadoras, al corazón y a la mente, me las dijo mi esposo: “NO TE PREOCUPES, ¡OCÚPATE!”.

Y así comienza mi historia…

samia_quiensoy

samia_antes

13 Comments

  1. Me gusta el Blog

  2. Hola, me encanta tu historia!
    Como funciona el ser health coach? Como te contacto para bajar de peso yo también?

    • Gracias Elisabetta!!!

      Escríbeme a samia.cruzt@gmail.com y con todo gusto unimos fuerzas para tu salud 🙂

  3. Tu historia la sufrimos varias mujeres pero con la diferencia que tu misma hiciste la diferencia y hoy me uno a ti para aprender lo que te hizo ser mejor y recobrar,la salud. Saludos

    • Gracias querida Lourdes!!!!

      En lo que te pueda apoyar, cuenta conmigo. Un abrazo

  4. Me sentiento tan identificada con Ty historian, y me quiero unir a ti.

    • Bienvenida a bordo Esmeralda!!!

      Un abrazo

  5. Sami! Hola! Espero que te encuentres bien. Yo bien. Queriendo bajar 10 kilos que me sobran y a mi hija de 15 años igual.
    Y
    Te mande un inbox y quisiera saber como puedes ser nuestra guía para ayudarnos hacer estos cambios!
    Muchas gracias!
    Un beso
    Nuria

    • Querida Nuria;

      Será un gusto poder trabajar con ustedes!

      Escríbeme a samia.cruzt@gmail.com para que yo pueda platicarte más a fondo como trabajo.

      Un abrazo fuerte,

      Samia

  6. aparezco en face book como Bety Cortés, me siento tan identificada con tu historia, soy profesora y en estos momentos estoy contemplando la posibilidad de hacerme la manga gástrica, pero me da miedo, peso más de 110 kgs y como dices me encuentro con síndrome metabólico y a punto de la diabetes, tengo dos hijos de 22 y 15 años soy madre soltera y quieroo vivir, eres realmente una inspiración, veo tus foto y no puedo creer que eras tu,gracias por dedicar tu tiempo a una actividad tan noble como esta. Me gustaría saber como fué que bajaste tanto de peso, te ves otra.Dios te bendiga!!

    • ¡Querida Betty!

      Yo te sugeriría que primero intentes hacerlo de forma natural, con un gran compromiso y seriedad. Sí se puede. No es mágico pero se puede. Y te digo esto, porque si tú no cambias hábitos primero, así te pongas la manga gástrica, seguirás comiendo de la misma forma que lo has estado haciendo.

      Y para mantener un peso y hacer que cualquier programa funcione necesitas sostener ese peso durante dos años.

      Yo sé que puedes lograrlo. Tienes que creer en ti, ponerte de prioridad, amarte MUCHO y te aseguro que bajarás de peso. Empieza con metas pequeñas: 5 kilos, luego otros 5 y así, cuando veas ya llevarás gran parte del camino recorrido.

      Estoy para ti en todo momento,

      Un abrazo,

      Samia

  7. Eres un super ejemplo de constancia y esfuerzo….felucidades

    • Gracias querida Cristina!!!

      Abrazos

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *